jueves, 3 de enero de 2019

Axion, nuevo sponsor de River Plate

Camiseta, River, River Plate, Axion, Axion Energy, 2019
Camiseta de River Axion Energy
En estas horas, Axion se transformará en el nuevo sponsor de River Plate. No es algo que se haya dado de la noche a la mañana ni tampoco fue producto de la flamante obtención de la Copa Libertadores.

Axion Energy es la petrolera de la familia Bulgheroni quienes ostentan una particular cucarda: Alejandro Bulgheroni, con un patrimonio de u$s3.100 millones, es el argentino más rico según el Ranking de la Revista Forbes. Luego de comprar las estaciones de servicio Esso y cambiar su nombre a Axion Energy, como todo cambio de marca, se encontraron con la necesidad de hacerla conocida entre los consumidores.

La idea inicial de los Bulgheroni fue replicar la estrategia del BBVA o Huawei, o sea, ser sponsor de River y Boca al mismo tiempo para que el desembarco de su marca en el mercado argentino sea rápido y potente. Sin embargo, se toparon con el desfasaje de contratos. Huawei tenía un contrato con River que excedía en seis meses el de Boca.

Esto hizo que la llegada de Axion a River haya sido producto de una extensa y lenta negociación. Tuvo esas características porque los chinos de Huawei fueron siempre muy herméticos y apegados a la letra del contrato que establece que podían ejercer el derecho de igualar la mejor oferta y continuar siendo sponsors de River. Sin embargo, es conocido que la firma China se fue del país, lo que catapultó la firma con Axion.

Un poco más de u$s 2 millones por un año y medio de contrato, no solo mejoraron el contrato vigente de Huawei sino que le permitirán a River incrementar sus ingresos en dólares. Esto no es solo beneficioso por la volatilidad de la moneda americana, sino porque muchos de los contratos con los jugadores están establecidos en dicha moneda, permitiéndole a la dirigencia salir al mercado de pases con más previsibilidad.

En el club trabajan a contrarreloj para que Axion debute en las mangas de la camiseta el 15 de enero en Uruguay durante el amistoso contra Nacional donde los charrúas homenajearán al Muñeco Gallardo. Lo interesante es que si Nacional usa la camiseta titular blanca, Axion Energy debutaría en la camiseta suplente. Caprichoso destino.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Dejaste de ser grande

Querido bostero,

Desde que jugamos con la pulpo en la calle armando arcos con abrigos y discutiendo si la pelota entró o no por ese palo imaginario, festejábamos los goles de la final del mundo. No la final del mundial. Para nosotros dos, esa final no define nada.

El sueño del pibe era meter un gol en el último minuto para definir la final más grande. Había un antecedente allá perdido pero era por un torneo para el que hay chances todos los años. Y no se sueña algo posible.

Cuando me fui a la B, te burlabas. No podías creer que había pasado. Yo tampoco. Pero tu festejo no era completo. Vos no lo habías causado y aunque faltaba algo, te conformaste con eso.


Eliminarte en la Sudamericana y en la Libertadores ganando ambas fue espectacular pero ahora era yo al que le faltaba algo. No te voy a mentir.

Se dio la Supercopa. Me tomé revancha de Suñé. Te había ganado lo que había soñado. Bueno, casi. Porque sabemos que vos y yo festejábamos los goles de la otra final, no esta que es local.

Vamos a decirlo claro, nuestro el sueño era ganarle al otro la Libertadores, lo máximo en lo que podíamos cruzarnos. Si hubiese habido una copa más importante, no estaría escribiendo.

Antes, para que juguemos la final, tenía que haber tres argentinos en semis porque sino nos cambiaban la llave para eliminarnos entre nosotros. Cuando esa regla fue historia, las chances crecieron un poquito, pero dale... 

En el sorteo de octavos, la final todavía era un sueño. Octavos y Cuartos hicieron crecer la expectativa. Pero cuando llegamos a semifinales vos y yo empezamos a dormir mal. Hasta lo charlamos, te acordás?

Después del primer partido, vos con una buena ventaja y yo con perdiendo de local, te vi un poquito más relajado. Confiabas que no pasaba y, vamos a decir la verdad, te daba un cierto alivio.

Pero el destino es caprichoso y entraste a la cancha en Brasil sabiendo que te esperaba en la final. Y ya está. A esta altura, no se puede arrugar. La final era una realidad.

Escuchamos a muchos diciendo que fue la final más larga del mundo por todas las postergaciones. No señores. Fue la final más larga del mundo porque la ansiedad estiraba cada una de las horas, minutos y segundos. Cuando sonaba el depertador a la mañana tachábamos mentalmente un día pero la ansiedad crecía aún más. Habíamos esperado toda la vida.

En el potrero, se festeja la derrota ajena pero eso no se compara con ser uno mismo quien derrota al otro. Ser quien provoca el estigma. Vos y yo sabíamos que lo más importante no era ganarla sino no perderla.

Esta final era tan imposible que ambos sabíamos que el que perdía, ya no iba a estar más a la altura del otro. No quiero cargarte porque no quiero imaginar lo que se debe sentir. Pero todos saben que hay algo que nunca vas a poder refutar.

Dejaste de ser grande.

martes, 27 de noviembre de 2018

El día que Boca se robó la copa en un superclásico

Guillermo con la copa robada luego del empate 2 a 2

Corría el año 2006 y llegaba el superclásico del Torneo Clausura en la cancha de Boca. Farías en el primer tiempo, ponía el 1 a 0.

Este clásico se recuerda también porque Krupoviesa le pegó una patada criminal a Montenegro.

En el segundo tiempo Boca lo empata con gol de penal de Palermo. El detalle es que el penal lo inventa Guillermo Barros Schelotto, a quien levantan en andas.

De local, 1 a 1 y se robaron la Copa.

jueves, 22 de noviembre de 2018

Mauricio Espinosa, el línea que puso Boca

Mauricio Espinosa, el línea que pidió Boca para la final
Cuentan los que lo frecuentaban que Julio Grondona en sus últimos años ante los pedidos de árbitros respondía "Para qué me pedís un árbitro si te puedo poner los jueces de línea?".

Si, Grondona había perfeccionado el arte de acomodar partidos para dejar de depender de árbitros conocidos -y señalados- por todos para apoyarse en perfectos desconocidos que levantasen la banderita en el momento justo para invalidar una jugada.

Todo eso pasó porque el periodismo supo señalar situaciones grotescas. Tan visible era todo que cada vez que Mauricio Macri necesitaba un resultado, la Conmebol designaba dos árbitros: Amarilla y Larrionda.

Si nos detenemos en Larrionda se da una situación ya tragicómica: el equipo al que más dirigió en toda su carrera local e internacional es... Boca Juniors. Aunque suene insólito, dirigió 15 veces a Boca. Pero no dirigió más a Peñarol en el torneo uruguayo? No, a Peñarol lo dirigió 9 veces en toda su carrera.

Recordemos que lo de Larrionda era tan evidente que hasta hizo volver atrás una jugada terminada en gol contra Abbondanzieri por un offside inexistente (ver nota).

Preguntarán ustedes qué tiene que ver Larrionda con la final del sábado, no? Muy simple.

Larrionda desde 2010 es el Presidente de la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (AUDAF) y un fiel alfil de Macri en la Comisión de Árbitros de Conmebol, quien estuvo presente en la cabina del VAR del polémico partido Lanús vs River (ver nota).

Hace unos días, cuentan fuentes allegadas a Conmebol, Larrionda recibió la orden desde Buenos Aires de impulsar al viejo amigo de Mauricio, Mauricio Espinosa, como juez de línea de la terna uruguaya.

Una de sus funciones será levantar la bandera en cada centro que caiga al área de Boca, como ya lo hizo Cunha cuando Boca fue a definir con Cruzeiro.

Espinosa es tan pero tan malo, que hace un mes el vicepresidente de Nacional de Uruguay lo cruzó en Twitter y el prestigioso diario El Observador hizo una crónica sobre sus errores. Y no estamos hablando de una crónica de errores de un árbitro sino de un juez de línea (ver nota).


Lo interesante del caso es que este línea no solo es uno de los uruguayos que secundaban a Larrionda cada vez que Boca necesitaba un resultado sino que es el motivo por el cual la FIFA implementó el VAR en los mundiales. Fue Espinosa el que no le cobró el gol a Lampard contra Alemania en 2010 cuando la pelota había ingresado medio metro. Tal fue la polémica que la FIFA no tuvo opción más que empezar a trabajar con la tecnología.

Y si algo faltaba a todo esto, el sábado será el último partido del juez de línea. Espinosa se retira por lo que cualquier favor al Equipo del Poder no tendrá consecuencias en su carrera arbitral.

Codesal también se retiró en la final de 1990...

martes, 16 de octubre de 2018

Stefano Di Carlo, del perfil bajo a la Vicepresidencia Segunda

Stefano, Di, Carlo, Di Carlo, River, River Plate, Vicepresidente,
Stefano Di Carlo, flamante Vicepresidente Segundo de River Plate
En la política en River son pocos los que recuerdan cómo llegó Stefano Di Carlo a la lista de Rodolfo D'Onofrio y eso no solo habla del personaje en cuestión sino de lo vertiginosa que es la vida institucional del Club. Muchos intuyen que tiene que ver con su abuelo. La historia es bien distinta y marca por completo el perfil del protagonista político de las últimas semanas.

En diciembre de 2009, seis votos dejaban arañando la presidencia a Rodolfo D'Onofrio. Esto sería un dato fuera de contexto si no fuese porque un tal Stefano Di Carlo se presentó como candidato al mismo cargo que competiría Guillermo Cascio. Uno por la lista de Mera Figueroa, el otro por la de D'Onofrio. El destino comenzaba poniéndolos frente a frente.

Stefano es un personaje que respira River. Y esto no es una frase de campaña. No solo su abuelo fue un recordado dirigente. Él es egresado del Instituto y conoce el club como casi ninguno de los que se sientan en Comisión Directiva. Sabe el nombre de cada maestra y empleado de la institución. No porque se los haya memorizado, sino porque creció junto a ellos.

Di Carlo tiene tres características que lo definen por completo. En primer lugar, tiene una excelente capacidad de lectura política. Mientras todos le huían al actual Presidente después de perder las elecciones, Stefano fue a contracorriente y le pidió un café. Su razonamiento era simple, si a Passarella le va bien, reelige. Pero si le va mal, D'Onofrio es el mejor posicionado. La historia cuenta que Di Carlo no solo fue el primer dirigente en estar al lado de Rodolfo sino también el primero en elegir qué departamento del club quería comandar cuando ganaron.

En segundo lugar, tiene una enorme capacidad de gestión. Devolvió con trabajo toda la confianza que el presidente le iba entregó. Hasta su llegada a la vicepresidencia, tenía a su cargo el Área Educativa, Marketing -de donde se lleva pendiente recuperar el dominio web del club- y, ni más ni menos, que Prensa. Esto último le valió un lugar en la famosa Mesa Chica, ese lugar adonde pocos llegan y en el que se toman las decisiones más importantes.

Por último, Stefano cultiva el perfil bajo, "bajísimo" dicen muchos. Es tarea imposible encontrar al actual Vicepresidente Segundo en una foto futbolera. Su ADN solo entiende de trabajo. Compartir esa característica es lo que lo acercó como nadie a Guillermo Cascio. No solo terminó siendo su "niño mimado" sino que el hijo de su predecesor, trabajaba en su equipo. Rompió la promesa de campaña de no contratar familiares de dirigentes cuando conoció a Cascio Jr, un profesional del marketing deportivo formado en las mejores escuelas internacionales, quién lejos de llegar por acomodo, lo hizo para completar un lugar para el que hay pocos profesionales tan calificados.

Estos tres atributos catapultaron al "pibe" -como varios le dicen-, a ser el Vicepresidente más joven de la historia del club. Un dirigente del que todos hablan bien y en quien todos aprendieron a confiar.

D'Onofrio, en su presentación, dijo que "era la voluntad de Guillermo y estaría muy orgulloso de este nombramiento". Lo que no decía era que Jorge Brito, fue el único dirigente a quien consultó antes de tomar la decisión. Sin saber que iban a "compartir cartel", tiempo atrás Jorge lo había invitado a comer. Un claro gesto de inicio de una relación. Privilegio de pocos.

Dicen los que lo conocen que Di Carlo no desconocerá con su esencia y profundizará el perfil bajo. Sabe que ese rasgo es el que hizo que nadie lo considere una amenaza en términos políticos. Lo que todos saben es que eso indefectiblemente cambiará. Un Vocal Titular oficialista fue muy gráfico al explicarlo, "aunque seas el mejor compañero, cuanto más alto llegás más piedrazos te tiran".

Hace dos años, un gran conocedor de la política en River nos dijo "atentos con Di Carlo, Rodolfo lo valora mucho, va a llegar muy lejos en la política del club". El tiempo le dio la razón.

Ahora resta saber si este es el destino final o un hito más en el camino, sobre todo porque D'Onofrio no puede volver a presentarse.

miércoles, 22 de agosto de 2018

Macri llamó a D'Onofrio para pedirle a Gallardo

Gallardo; D'Onofrio; Macri; Selección Nacional; Argentina;
Gallardo y D'Onofrio, una sociedad (Ph: Clarin)
El 16 de julio, después de postergarlo en una oportunidad, Rodolfo D'Onofrio ingresó a Casa Rosada.
Tanto el Presidente de River como su entorno más íntimo -presente en la reunión-, desmintieron que se haya hablado de política.

En la reunión de bloque oficialista, el mismo D'Onofrio dijo que la reunión "fue para limar asperezas personales". Varios episodios habían generado una verdadera grieta en el fútbol y fue el Presidente de la Nación, quien quiso tender un puente.

Mientras Scaloni tomaba las riendas de la Selección Nacional y afirmaba a quien lo quiera escuchar que él solo estaba para aportar pero no pensaba más allá de diciembre, Mauricio Macri decidió mover la primer pieza del tablero de cara a diciembre.

El 15 de agosto, Mauricio Macri, se hizo un espacio en medio de la crisis económica y transitó el frágil puente tendido un mes atrás marcando el número de D'Onofrio. Luego de la charla de cortesía fue directo al grano: le pidió que "libere" a Gallardo en diciembre para ser el nuevo Director Técnico de la Selección Argentina. La respuesta fue la misma que ante los periodistas. D'Onofrio le dijo al Presidente que la decisión era de Gallardo.

Lo que fue una especulación periodística luego del fracaso mundialista se transformó es una certeza. La AFA, por intermedio de su máximo dirigente informal, pidió por Gallardo y generó un temblor monumental.

En Presidencia creen que el obstáculo es D'Onofrio a sabiendas que Gallardo tiene un proyecto a largo plazo en el Club. Los Dirigentes consultados son escépticos respecto a esta afirmación. Creen que D'Onofrio nunca le pondría palos en la rueda a Gallardo pero al mismo tiempo consideran que Gallardo tiene una profunda identificación no solo con el Club sino también con un proyecto oficialista respaldado ampliamente en las urnas.

Entre los argumentos, mencionan la inversión que hizo la dirigencia a pedido del Muñeco tanto en Ezeiza como en el Monumental para que las inferiores estén cerca de ellos y vayan fogueándose para cuando tengan que tomar responsabilidades en el primer equipo.

Marcan algunos detalles; la oficina de Gallardo en Ezeiza está estratégicamente ubicada para ver los partidos de inferiores y cuando están concentrados en el Monumental, como el último fin de semana, el DT suele hacer escapadas a Ezeiza para presenciar los partidos de los pibes.

El pedido está sobre la mesa y, sea cual sea, la decisión marcará un antes y un después.

lunes, 6 de agosto de 2018

River vs Racing: El Método Coudet

Dicen que para los entrenadores, su éxito, al margen de los títulos, radica en que su equipo juegue como ellos quieren. “El Chacho” en poco tiempo logró transmitir su idea de juego en la Academia y se transformó en un rival que pocos quieren enfrentar. Dinámica, buen juego, respeto por la pelota, variantes para atacar y convencimiento de lo que hacen. Este es el análisis del Racing de Coudet:


El inicio de la generación de juego
La principal apuesta  es atacar y defender con la pelota, con la intención de que el partido se juegue en campo contrario. Para eso, es necesaria una salida limpia desde el inicio de la jugada y posicionar jugadores a distintas alturas del campo para generar espacios. Racing obtiene la amplitud con los laterales desplegados y como ejes del inicio de la jugada a la dupla central Donatti y Sigali, junto a los medios, Domínguez y Cardozo. Estos jugadores aportan claridad y calidad para encontrar el callejón de pase que se genera y la aptitud para avanzar con pelota dominada para romper líneas y abrir al rival. En el último semestre de los 22 partidos que jugó, en 21 completó más pases que el rival y en 16 remató más que su oponente.


 


El rol de los laterales
Para los equipos que intentan ser protagonistas y se basan en el juego de posición y posesión, es indispensable tener amplitud para generar espacios. La gran mayoría utiliza extremos para que cumplan esa función que requiere cierto sacrificio, el jugador debe entender que no siempre va a estar en contacto con la pelota cada vez que su equipo ataque. En Racing, la amplitud se la dan los laterales: Soto y Saravia no llegan al fondo en todas las jugadas, pero sí se despliegan siempre al ataque para que los delanteros y volantes ofensivos encuentren el espacio a espalda de los volantes rivales para así lograr superioridad numérica en el último tramo de la cancha.




Presión
Para tener más tiempo la pelota que el rival es necesario recuperarla rápido, más con los jugadores desplegados en ataque, los centrales defendiendo lejos del arco y el equipo compacto en pocos metros del campo. Si hay una palabra que encaja perfecto en el primer semestre del Racing de Coudet es “intensidad”. Tanto en Rosario Central como en la Academia, los equipos de “El Chacho” se caracterizaron por la presión alta y constante para intentar recuperar la pelota tras pérdida y desactivar rápido cualquier intento de contra golpe del rival. En el primer semestre, Racing ganó la posesión del balón en 19 de sus 22 partidos.




Repliegue y organización defensiva
Cuando la presión alta no es efectiva, el objetivo es temporalizar el avance del rival para lograr rápidamente pasar la línea de la pelota y armarse nuevamente en defensa. Pero esta faceta no es la mejor de la Academia, los únicos 3 partidos que el rival le sacó la pelota (Vélez, Estudiantes y Cruzeiro en Avellaneda) fueron las peores actuaciones del conjunto de Coudet. Cuando no tiene la pelota y no logra ejercer la presión alta, el retroceso y armado defensivo no es el ideal. Algo normal en un equipo hambriento en ambiciones de ataque.




Errores en salida
Destacamos la importancia del juego de los centrales con los volantes más la amplitud de los laterales a la hora de armar el juego. Ahora, si el equipo pierde la pelota cuando sale jugando queda totalmente expuesto y es algo que a Racing le ha ocurrido en algunos partidos. Los duelos contra Cruzeiro y principalmente en el que perdió contra River en el Cilindro, padeció esas acciones. Los dos goles del equipo de Gallardo vinieron primero por un error de Musso y el segundo por una eficaz presión de Martínez en el medio para que luego Palacios defina mano a mano contra el arquero.





El equipo de Gallardo conoce perfectamente lo que es jugar este tipo de partidos y llega de la mejor manera al duelo contra la Academia. Racing vs River será, sin ninguna duda, uno de los mejores partidos que nos ofrecerá la Copa Libertadores.

Periodista, video analista