miércoles, 3 de abril de 2019

Papelón Internacional

Una hora y media polémica
"Hay bronca. Mucha". Así lo definió un Vocal de Comisión Directiva. Se refería a la confección de la delegación que viajó en los últimos partidos internacionales de River.

Históricamente, los clubes utilizan estos viajes como un método de premios y castigos. Viajar con el plantel no solo da roce con los jugadores sino también con autoridades del otro club, funcionarios, embajadores y diferentes autoridades. Además de pasear, obvio.

Aguilar llegó a utilizar estos viajes para sacarse de encima votos en contra en Comisión Directiva. Cómo? Simple, mandaba al exterior a los que iban a votar en contra algo sensible y ponía la votación para cuando ellos no estaban. Algunos hasta se prestaban a esto.

Esto cambió radicalmente con la llegada de D'Onofrio. Los que viajan van a hacer algo y tienen que dar cuenta de su rol. Es así que las delegaciones se achicaron, sobre todo en estos momentos de vacas flacas. Y cuando no hay mucho presupuesto, hay que priorizar.

Por participar, en la fase de grupos River recibe 3.000.000 de dólares de Conmebol para todos los gastos para participar en la Copa, lo que incluye traslados del plantel y dirigentes.

En Lima también atendieron 90 minutos por día
El foco de conflicto en la actualidad pasa por River Internacional. Qué es? Una forma que ideó marketing para generar fondos. Los grandes clubes del mundo tienen importantes ingresos bajo esta modalidad. En River, cada socio adherente internacional paga 50 dólares.

La controversia se generó en que hoy este programa está generando pérdidas insólitas en cada viaje. En los últimos partidos internacionales de River, la delegación llevó una representante de River Internacional para hacer socios.

Ahí empiezan las quejas. Solo atendió 90 minutos al público. Si, solo 1 hora y media por viaje. Resultado? Se hicieron 11 socios en Bogotá y 4 en Lima. Esto es un total de recaudación anual de 750 dólares.

Especialistas en recaudación de fondos explican que hoy en día las campañas presenciales no son la mejor alternativa si no van acompañadas de inversión publicitaria. La clave de estas iniciativas tiene que ver con experiencias e inversión en pauta digital geolocalizada. River en esto tiene mucho potencial gracias a sus jugadores, cuerpo técnico y dirigentes. Su presencia multiplicaría exponencialmente la recaudación, pero no es el caso. 

"Es una vergüenza, hay otras prioridades en el club. Lo que recaudaron en estos viajes no alcanza ni para medio pasaje de avión. Y ya viajaron tres veces", estalló ayer un dirigente. Y tiene razón.

No hay comentarios. :