martes, 29 de enero de 2019

Renunció el Tesorero de River, Luis Schvimer

Luis Schvimer, Tesorero, Ignacio Amui, River, River Plate,
Luis Schvimer renuncia  como Tesorero y lo reemplaza Ignacio Amui
Ayer por la tarde, Luis Schvimer anunció su renuncia al cargo de Tesorero de River luego de su primer año de gestión, algo inédito en la política del club en una época tan próspera en lo futbolístico.

En el mundo del fútbol, cuando la pelota entra, nadie renuncia y nadie exige un paso al costado porque se sabe que los resultados tapan todo. Sin embargo, hay razones de peso detrás de su portazo.

En primer lugar, recordemos que llegó a la Tesorería del club como un ejecutivo que llega a una empresa nueva de otra industria completamente ajena, desconocía por completo cómo funcionaba el club. Por otra parte, no tenía ningún pergamino en el fútbol más que ir a veces a la cancha de local a los palcos corporativos de Visa. Hasta su número de socio empezado por 92 mil, delata su reciente asociación al club para un hincha de 66 años.

Además, recordemos que en frebrero de 2018 le decía a El Cronista que había llegado a River porque le "pareció divertido hacer algo por una asociación, pero es más para entretenerme que otra cosa". Si, tal cual leyeron, River para él era un "entretenimiento" mientras asesoraba a Advent en la compra de Prisma, de donde lo corrieron los banqueros luego de 30 años por su mala relación con el Gobierno Nacional.

En segundo lugar, al concretarse el 22 de enero pasado la compra de Prisma por parte de Advent a cambio de USD 724.000.000, es muy probable que Schvimer ya no quiera más que disfrutar su retiro.

Pero la razón más importante es un fracaso rotundo. Recibió un club con un superávit de $310.000.000 y deja a River con un déficit de $521.000.000.

La excusa que repiten algunos se lee en la página 3 del balance y dice que el resultado del ejercicio se explica en un 82% por la devaluación. En ese razonamiento, si no hubiese existido la devaluación, el resultado del ejercicio también hubiese arrojado un déficit pero de $93.780.000. Un papelón que no es aún mayor por la jugosa cifra que fue recibiendo River a medida que avanzaba en la Copa Libertadores.

Por su parte, desde la oposición resaltan el buen trato pero mencionan que no era un político por lo que creen que privilegió la tranquilidad familiar. Agregaron, ante la pregunta sobre si les molestó que no esté en la reunión de Comisión Directiva donde se presentó el balance, que "él ya no estaba bien con la gestión y hubo csas que no pudo cambiar" apuntando a la Gerencia General.

Ante esta situación, D'Onofrio aprovechó para volver a poner a alguien de su riñón. Una de las personas de mayor confianza del Presidente, Ignacio Amui, será el nuevo Tesorero mientras que Mariano Taratuty, hombre de Jorge Brito, lo secundará como Protesorero en el club.

Estos dos directivos serán claves en el proyecto del nuevo Estadio Monumental. El primero por su buena relación con Mauricio Macri, quien tiene que aprobar la venta de los terrenos. Y Taratuty porque es a quien le encargaron hace unos años el proyecto y como anunciamos en exclusiva en Octubre, sabe que la decisión ya está tomada.

Sin embargo, en el club saben que algo que sobrevuela esta decisión. Luego de correrse de la gestión para enfocarse en el fútbol después de ganar las elecciones, D'Onofrio vuelve para tomar las riendas de la economía del club.

No hay comentarios. :