a quién vas a votar para presidente?

miércoles, 16 de agosto de 2017

Entretelones de la cena con los jugadores de Atlas

Gauna y una mirada que dice todo
Todo empezó con un intento frustrado. Atlas, como es su costumbre, llamó al Monumental para hacer un intercambio de camisetas días antes del partido. En River accedieron de forma inmediata fiel a la tradición instaurada por D'Onofrio de recibir a los visitantes, aunque en este caso no era el Monumental el escenario. Sin embargo, el 11 de agosto la amenaza de bomba dejó a Maxi Ambrosio, Presidente de Atlas y dueño del Restaurant La Stampa, fuera del Estadio.

Recordemos que Atlas es un club que se caracteriza por estas acciones. Ya se vió en el partido que jugaron contra Estudiantes de La Plata en el cual fueron al estadio en el mismo micro. Si, leyeron bien, los jugadores llegaron al estadio verdaderamente mezclados: ventana Estudiantes, pasillo Atlas, pasillo Estudiantes, ventana Atlas.

El lunes, Ambrosio recibió una llamada desde El Monumental. Era D'Onofrio, hablaron más de media hora y el Presidente de River le propuso que luego del partido los planteles cenen en el Sheraton de Salta. Si, no fue un gesto tribunero que surgió desde el oportunismo, fue algo que River planificó antes del partido. Al margen de las diferencias dentro de la cancha, querían tratarlos como pares y hacer un verdadero tercer tiempo.

Sin embargo, cuentan en Atlas que los jugadores no tenían idea de lo que venía. En la charla técnica Gerardo Carchio, su DT, les dijo a los jugadores: "Hay tres resultados posibles para nosotros: 0-2, empate o ganarles. Piensen que ellos tienen solo un resultado: tres o más goles. Jueguen con eso en mente". A pesar de esta arenga, cuentan los que siguen al Marrón que en el primer tiempo los jugadores estaban completamente perdidos. "Estaban rodeados de miles de hinchas. Les explotó la cabeza a todos", confesó un dirigente cuando terminó el encuentro.

Al llegar al vestuario y con la ansiedad de ir al otro para intercambiar las camisetas prometidas, los jugadores se enteraron de lo que venía. Ni dirigentes ni jugadores esperaban era que los jugadores de River se presten a cenar por más de dos horas pero mucho menos, que sean los propios jugadores de la banda los que quieran sacarse selfies con los jugadores de Atlas.

Estos son los gestos que hacen de River un club cada día más gigante.

Batalla posteó una selfie con los jugadores de Atlas
Gauna con sus camisetas

Una de las mesas de la cena del "Tercer Tiempo"



No hay comentarios. :