a quién vas a votar para presidente?

lunes, 27 de octubre de 2014

Entender el contexto (Rafaela 1 vs River Plate 2)

Nadie puede alzar la voz en contra. A todos nos encanta este River y su voracidad para buscar el arco contrario. Pero este partido tenía la particularidad de que la no eficacia podía pagarse en breves segundos a causa de las pequeñas dimensiones de la cancha. La pelota fue y vino. Y River en un momento no fue River.

Más allá de las llegadas producidas en el primer tiempo, merecimientos al margen, el desbalance en la transición era notorio. La velocidad de delanteros como González y Albertengo para la contra fue un peligro constante. La presión en bloques separados también apareció como causa, dejando mucho terreno dusponible. Así fue como Montiel tuvo el tiempo necesario para sacar la bomba que significó el 1 a 0.

Pisculichi, gol, golazo, River, River Plate, Rafaela, Atletico de Rafaela, Torneo Transicion, 2014,
Pisculichi convirtió un golazo de tiro libre
A partir de ahí River se hundió en el virus del apuro y de la intrascendencia. Se transformó en un equipo lento, sin variantes. Quien haya visto el sábado Real Madrid contra Barcelona, los de Nuñez se parecieron al conjunto catalán después del gol de Pepe y ni que hablar tras el tanto de Benzema. Mientras tanto, Rafaela le daba de su propia medicina al puntero con esa dosis asfixiante de presión que anulaba los circüitos de juego.

Pero una vez más, el saber aprovechar el entretiempo para resetear la máquina cuando falla y reprogramarla. River necesitaba sentir ese reagrupamiento de las líneas tanto para la marca como para el juego. Así fue como los de Sensini dejaron de tener campo para lastimar y huecos por donde infiltrarse. Y buscaron con éxito reconciliarse con la paciencia y, pelota al pido mediante, explotar sus virtudes. Eso termina dando sus frutos. Dominio plasmado, falta afuera del área que Pisculuchi convirtió magistralmente en el empate, y lectura espectacular de la presión escalonada de Rojas para aparecer en la segunda jugada y marcar el gol del triunfo.

Jugadores de River, River, River Plate, Gallardo, Mamá, enferma, Rafaela, Torneo Transición, 2014
Los jugadores de River festejan con Gallardo
River vivía 45 minutos de pesadilla al principio. Encima daba la impresión de ser alguien ajeno a lo que solemos ver partido tras partido. Alguien de la vereda de enfrente dijo acertadamente una vez que "sólo los necios no cambian". River tomó esa frase y la llevó a cabo, porque la necedad la cambió por inteligencia cuando supo leer los indicios del contexto. Una nueva muestra más de carácter.



por Matías Prado
Ex Clarín Deportes

No hay comentarios. :