a quién vas a votar para presidente?

jueves, 21 de agosto de 2014

Sepan Disculpar (River Plate 0 vs Colon 0)

Ante todo, el título de este artículo muestra a las claras mis intenciones. En el mundo efímero en el que vivimos, lo repetitivo aparece como su cáncer más letal. Y mi pedido tiene que ver con ésto, con escribir de algo que ya lo he hecho anteriormente. Pero la proximidad en el tiempo de los casos a mencionar con posterioridad valen estas líneas.

Gallardo ratificó sus preferencias en el segundo partido disputado de la Copa Argentina: ésta en un segundo plano y el torneo local y Copa Sudamericana en un plano principal. En consecuencia, mayoría de suplentes a la cancha, con la obvia salvedad de Chiarini que está reemplazando a Barovero por lesión. Después, Funes Mori, Mercado y Teo participaron del encuentro ante Colón de Santa Fe.

Así como se afirman las preferencias del técnico, también se afirman los estilos. El equipo muleto de River no tiene un criterio de juego. Recurre en gran medida a una misión particular de algunos de sus futbolistas, que ayer pudo haber sido el enganche Tomás Martínez, pero que sólo ofreció una mínima expresión de su repertorio en el inicio del primer tiempo. Después se perdió. Porque la pelota no le llegaba, producto de una razón evidente y hete aquí nuevamente el punto más preponderante: Ponzio hoy no está a la altura de Kranevitter.

Ponzio, River, River Plate, Copa Argentina, Kranevitter,
Ponzio sigue en un flojo nivel
Como ya se dijo en la nota del partido frente a Rosario Central, el juvenil hace jugar al equipo a su manera. Pase al compañero, profundidad y dinamismo cuando de atacar se trata; cobertura de los espacios, marca precisa y ordenamiento en la presión. Básicamente esas son las virtudes vitales del tucumano. Mientras que al santafesino no le sale nada de eso. El traslado del balón desde la mismísima área de Chiarini hacia el mediocampo nunca le sirvió para ser salida, porque esa monopolización no provocó nunca la apertura de huecos entre los jugadores sabaleros, obligándolo al pase lateral improductivo, sobre todo al Malevo Ferreyra. En base a eso, la no búsqueda para adelante de los factores desequilibrantes como de Martínez, Teo y Boyé obligaba a este tridente retroceder varios metros en el campo. Y por último, en defensa vio correr de atrás a los futbolistas de Colón cuando éstos se lanzaban de contra. La falta de ritmo es la causante de ésto, potenciado con la no presión hacia adelante de Pezzella y Funes Mori, dejando llegar a los delanteros rivales, en especial a Alario, que tuvo dos jugadas importantes en la primera parte.

Es ley. El fútbol junta héroes y villanos. Queridos y despreciados. Experimentados y jóvenes. A veces pueden convivir. No es éste el caso. Gallardo querrá que el mejor cinco del fútbol argentino descanse. Está en su derecho. Pero, con las nuevas disculpas del caso, éste Ponzio ya no es para éste River.




por Matías Prado

Ex Clarín Deportes

No hay comentarios. :