a quién vas a votar para presidente?

domingo, 30 de marzo de 2014

Boca Juniors 1 vs 2 River Plate: Rebeldía

Lanzini, Gol, Bombonera, River, River Plate, Boca, Boca Juniors, superclasico, 2014,
Lanzini festeja el primer gol
(ph: Olé)
Vorágine. Euforia. Delirio. Son los tres puntos en los que que menos se piensa cómo, sino solamente conseguirlos. Y River se los lleva a casa, en actitud de revancha a la victoria que ellos consiguieron en el Monumental en el torneo anterior. Disfruta, manifiesta su alegría en un territorio ajeno, en donde no conseguía tal cosa hacía diez años. Pero, en un golpe de puño sobre la mesa, permitámonos hablar sobre el cómo de esta historia.

River sufrió en la defensiva, pero parcialmente. Porque bloqueó todas las chances del faro del área, Gigliotti, casi obligándolo a salir mucho del área en donde el delantero no se mueve con fluidez. Pero sí padeció al Burrito Martínez, ya que en velocidad ni Mercado ni Funes Mori (quien también tuvo que soportar las constantes subidas con peligro de Insúa), pudieron tenerlo controlado. De hecho, en una escapada suya, el lateral derecho no tuvo más remedio que derribarlo cerca del área en donde después Riquelme puso el empate transitorio.

En ofensiva, los de Ramón Díaz aprovecharon las oportunidades y las desatenciones del rival. En el primer tiempo, un mano a mano de Teo y algunos desbordes por las bandas fue lo único que aportó el Millonario. Pero ya en el complemento, la resolución rápida en el mediocampo para que la pelota llegue hasta delantero colombiano y luego a Lanzini para el primer gol, con Erbes mirándole la camiseta, impregnó en el equipo una dinámica que era necesaria, y que hasta ese momento no se había visto, para llevar peligro al arco de Orion. Y el enganche se lo merecía, porque demostró como Villalva siete días atrás que el mostrarse y la desfachatez en el comienzo del camino para llegar a algo. El que vivió desconectado fue Cavenaghi, quien vivió más afuera del área sin suficiente injerencia en el juego.

Y por último, dejado para el final porque fue la clave, el gran trabajo en el mediocampo. En una cancha que no permitía desplegar juego producto de la lluvia, el trío Carbonero-Ledesma-Rojas se puso el overol para correr, marcar y raspar. Para complicar la salida de Boca desde los pies de Gago, para asfixiar a Erbes y a Sánchez Miño quienes no pudieron aportar mucho en ataque y para cortar y pasar cuando la situación lo requería. Nada fue sencillo, Boca tiene jugadores de buen pie en ese sector de la cancha, pero allí River fue quien impuso las condiciones y construyó los cimientos para esta victoria.

Festejo final, River, River Plate, Bombonera, Bombonerazo, Boca, Boca Juniors, Torneo Final, 2014,
El festejo
(ph: infobae)
Si llegaste hasta este punto de la nota, después del festejo más que lógico, es porque decidiste parar la pelota y analizar también, sin nadie tener la verdad absoluta, las claves de este Bombonerazo. El "qué importa, les ganamos" quedó de lado para pensar las causas de este triunfo. Rebelarse, como River en la cancha del eterno rival. Así, de esta manera, bienvenido sea el triunfo.


por Matías Prado
Ex Clarín Deportes

No hay comentarios. :