A quién votás en Diciembre?

lunes, 2 de septiembre de 2013

San Lorenzo 1 vs River Plate 0: Jugando así va a ser difícil ganar

River Plate es un abonado permanente a ese refrán futbolístico que dice "siempre se puede jugar peor". Se acabaron las excusas.

River jugó contra San Lorenzo con el equipo titular y los jugadores fetiche de Ramón Díaz. Perdió uno a cero desnudando todas sus limitaciones futbolísticas, su falta de ideas y su incapacidad para desnivelar de tres cuartos de cancha hacia adelante. Si bien no debe soslayarse la inmensa responsabilidad del mediocre árbitro del encuentro, quien a instancias del línea hizo repetir la ejecución de un penal lícitamente atajado por Barovero, no es menos cierto que el equipo local pudo haber convertido más goles de haber sabido definir las chances que tuvo para desnivelar.

Barovero, Penal, Anulado, San Lorenzo, River Plate, Robo, Torneo Inicial, Nuevo Gasometro, Buffarini,
El penal anulado que atajó Barovero
El equipo de Ramón estuvo huérfano de convicciones, con un Barovero inspirado -el punto más alto en River- gracias al cual se evitó una caída por más goles. En la línea de fondo hubo actuaciones disímiles, el más importante volvió a ser Álvarez Balanta. El moreno sigue siendo determinante a la hora de defender y salir con la pelota en los pies en contraataque, su salida del plantel millonario significará una enorme pérdida para el pobre funcionamiento del equipo. Su compañero en la zaga, Maidana, tuvo una noche rescatable. Cerró bien la mayor de las veces que le llegaron, que fueron muchas. De arriba también se mostró sólido. Vangioni por su parte, el falso tres, mostró su conocido ímpetu pero esta vez no pesó en el área contraria, tampoco ofreció resistencia en la banda izquierda. Ponzio no termina de afianzarse en el puesto, ha quedado en numerosas ocasiones sobrando a la espalda de los delanteros azulgranas. Hace tiempo dejó de ser el volante determinante e incisivo que conocimos a su vuelta de Europa.

En el medio el jugador más interesante resultó ser Kranevitter, quien trajinó todos los sectores en soledad, ya que Ledesma nunca terminó de afirmarse en el juego, y cuando lo hizo, recurrió en exceso al pase atrás, aletargando la salida del equipo. Rojas no hizo mucho tampoco, apegado al librito del DT, nunca pudo desnivelar por su sector ni asistir con corrección a los puntas.

Fabbro, fue un fantasma, totalmente intrascendente, perdido en el campo, la parodia de un jugador de fútbol. Preocupante. Tan así que Ramón decidió su salida del equipo en el complemento. Mora, a pesar de su enjundia volvió a chocarse con todo lo que se cruzó, poco claro en las jugadas, se aturde con la pelota y nunca puede llegar a la jugada final. Por último, Teo, pésimamente asistido, tampoco pesó en el área rival. Algo falto de ideas y de respuesta física aún no logra demostrar toda las capacidades que se le conocen.

El ingreso de Carbonero, Funes Mori y Lanzini, no lograron cambiarle la cara al funcionamiento del equipo. Preocupa el nivel mostrado por el volante millonario, Manuel está muy por debajo de las producciones que mostró al final del torneo anterior y a principios del actual, se parece al jugador que daba sus primeros pasos en primera división, inseguro en el traslado, sin trascendencia y sin respuesta futbolística.

La actualidad del millonario comienza a preocupar, sólo cuatro puntos se han logrado de cinco partidos jugados, ya no queda nadie por probar y todos los refuerzos estuvieron en cancha, sólo resta esperar los próximos encuentros.

El epílogo sería, no nos ayudamos nosotros y nos perjudican los demás.

No hay comentarios. :