A quién votás en Diciembre?

lunes, 16 de septiembre de 2013

Arsenal 1 River Plate 1: Sin margen de error

Cuando te empatan un partido en offside, uno se encuentra tentado de atribuirle la responsabilidad del resultado al árbitro.

Cuando el perjudicado es -nuevamente- River Plate, la tentación es aun mayor. Pero observar la paja en el ojo ajeno e ignorar la viga en el propio sería un craso error. River jugó los mejores 20 primeros minutos del campeonato. Agresividad, circulación, apertura del campo, rapidez, toque de primera y por sobre todas las cosas, actitud. Un comienzo para el entusiasmo. El visitante se puso en ventaja con un gol de Mercado tras una habilitación de Carbonero. Lanzini no pudo efectivizar dos chances claras de gol. Si la primera mitad terminaba con tres goles de diferencia hubiera sido justo.

En el segundo tiempo todo cambió, River fue pura confusión, se cortaron los enlaces, ya no hubo juego asociado, tampoco hubo avances que llevaran peligro al área de Arsenal -sólo dos posibilidades, una de Teo y otra de Gio, ambas desperdiciadas-, mientras, el local se adueñaba del balón y era cada vez más protagonista del partido. Finalmente, Arsenal descontó con gol de Furch en posición adelantada. A partir de allí el desarrollo del encuentro siguió inmerso en la mediocridad mentada.

Ramón, Ramón Díaz, Pompei, River, River Plate, Arsenal, Sarandi, Offside

Los Jugadores: Barovero no tuvo demasiado trabajo, tampoco tuvo responsabilidad en el gol de Arsenal. Mercado jugó su mejor partido del campeonato, desbordó recurrentemente por la banda derecha y fue el autor del único gol de la Banda. Maidana ganó muchas pelotas aéreas pero no tuvo la presencia de otros partidos. Bottinelli tuvo un buen partido, deslucido por el desencuentro con el jugador que convirtiera el tanto del empate. El partido de Vangioni no fue bueno, al margen de la actitud que siempre se le reconoce al jugador, esta vez fue impreciso en los pases y poco contundente a la hora de defender la franja izquierda. Carbonero jugó también el mejor partido del torneo, participó y trajinó la banda derecha y fue quien, tras un desborde, asistió a Mercado en el gol. En el segundo período, su rendimiento mermó junto con la del resto del equipo. Ledesma comenzó haciendo un muy buen partido, una amarilla lo condicionó y a partir de allí ya no fue el mismo. Rojas también jugó un gran primer tiempo, fue solidario a la hora de defender e intentó hacerle la segunda a Lanzini a la hora de atacar. Sus segundos 45 minutos fueron malos. Lanzini fue el mejor jugador de River, tuvo un primer tiempo excepcional (remate en el palo incluido) gambeta para adelante agilidad y peligro de tres cuartos para arriba. Al comienzo del segundo tiempo pareció resentirse en su pie derecho, a partir de allí su juego cambió para mal. Se lo notó -igual que a Rojas-, muy cansado después de los 20 minutos del complemento. Teo Gutiérrez también tuvo un buen partido, en el primer tiempo se cansó de asistir a Lanzini y a Andrada, en la segunda mitad, tuvo el gol en sus pies pero le ganó la carrera el central de la equipo del viaducto y no pudo ejecutar al arquero. A Andrada se lo vió, como siempre, movedizo y participativo, pero no tuvo peso en ataque. La participación de Simeone y Ferreyra fue de pocos minutos.

River Plate, River, Arsenal, Sarandi, Empate, Pompei

River fue el negativo del partido con Tigre. En este caso, el bueno fue el primer tiempo y el complemento sobró. Será por el desgaste físico, también por el mental, pero lo cierto es que para ser campeón no se pueden regalar 45 minutos todos los partidos, tampoco se puede permitir tan baja efectividad en el arco de enfrente, porque eso se termina pagando siempre en el propio. Párrafo aparte merece la actuación de los líneas y del árbitro, ya parece un clásico equivocarse en contra de River. Es más que evidente que la presencia del millonario en AFA es prácticamente nula y su ascendencia, negativa. Mientras esto no cambie, con el fútbol no alcanza porque los campeonatos no solo se ganan en la cancha, sino también en los escritorios.

Se dejó pasar otra chance importante para prenderse allá arriba, ya no queda más changüí.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Yo no puedo pensar en cuantos puntos perdimos para ser campeones si todavía no se puede conformar un equipo. Sería el mismo error del torneo pasado.
Ramón armó un grupo de jugadores que tienen todos el mismo norte (con él a la cabeza) y ahora creo que falta menos para encontrar "el equipo".
Por otro lado, creo que mas allá del error puntual del línea hay que ver como llevó el partido el árbitro. Se dejó prepotear por todo el equipo local donde le discutían hasta las faltas más claras y que merecían amonestación. Ese fue uno de los factores que favorecieron la llegada de un gol que sólo es lícito para una terna arbitral mediocre.
Los de Arsenal fueron muy pillos como el Viejo Vizcacha para sacar a River de su buen juego y llevarnos a ese terreno de la pelota revoleda, dividida.
El mejor, lejos, Lanzini. River demostró la LANZINIDEPENDENCIA una vez más cuando el pibe se resiente en una jugada de ataque por derecha y tarda varios minutos en recuperarse. El equipo entró en una laguna importante. Rescato la personalidad de Manuel al ser el único rápido de reflejos e interponerse entre el irresponsable de Teo y varios jugadores de Arsenal. Muestra liderazgo no solo por su juego.

Pablo González