A quién votás en Diciembre?

lunes, 13 de mayo de 2013

Dolor e Indignación por la muerte de un hincha

Ayer llegamos al Monumental y en nuestro despliegue habitual en las diferentes tribunas nos topamos con una desgracia para la familia riverplatense.

Guillermo Torres caído entre las motos de la policía federal
Guillermo Torres entre las motos, segundos después de caer de la tribuna
Mientras uno de nuestros cronistas estaba analizando el micro que Chevallier había estrenado ese día, se dió vuelta y vió cómo un hincha de River Plate caía de espaldas sobre una de las dos motos de la Policía Federal inclinando su cuerpo para dar de lleno en el suelo con la cabeza. Un momento espantoso, tanto para el hincha como para todos los que estaban alrededor.

Los policías no entendían lo que había pasado, una persona había caído desde la tribuna, tirado una moto y yacía sangrando por la cabeza, como se ve en las fotos exclusivas tomadas por nuestros cronistas. La gente no salía de su asombro y Guillermo Torres, el hincha, derramaba sangre que se expandía sobre el suelo. En menos de un minuto, los médicos de la ambulancia de emergencias -muy próxima al lugar- lo asistían mientras la Policía cercaba el lugar para que puedan trabajar rápidamente sin interferencias para llevárselo del estadio.

Sin ser especialistas ni médicos, podemos afirmar que Torres no presentaba signos vitales. Sin embargo, luego dijeron que habría llegado respirando al Hospital donde finalmente falleció.

Muerto Guillermo Torres un hincha de River Plate en el partido frente a All Boys
Guillermo Torres a punto de ser transladado al Hospital
De este fatídico suceso queremos comentar algunas cosas.

En primer lugar, la atención de parte del club fue inmediata y ejemplar. Es verdad que la ambulancia estaba muy próxima pero no había pasado un minuto que ya era atentido. Sin embargo, aún no hay comunicado de prensa sobre el caso, ni siquiera para enviar condolencias a la familia (al menos que nosotros tengamos conocimiento).

En segundo lugar, no se vió ninguna situación que haga pensar que no haya sido una fatalidad. Es impensado que haya sido algo premeditado. Las versiones hablan de cruzarse de tribuna o colgar una bandera.

En tercer lugar, queremos agradecer a quienes entendieron que quisimos informar lo visto vía twitter. Contamos lo que vimos y nada más que lo visto. Lamentamos el nerviosismo que causamos pero era nuestra obligación informar.

Por último, nos causa mucha indignación ver agrupaciones, movimientos y, por sobre todas las cosas, a candidatos a presidente de River que todo el día twittean y publican en Facebook que hayan omitido u olvidado del dato que murió un socio. Si hubiese sido por una cuestión de violencia, estarían condenando al oficialismo de turno, pero parece que una fatalidad no merece ni una mención de pésame para la familia. Twitteamos nuestra indignación hace un rato cuando nos asombramos al darnos cuenta que hasta el lunes al mediodía sólo Urueña, Caselli, y Patanían habían hecho referencia al hecho. ¿El resto no se enteró? Si, una vez que twitteamos, pueden ver que todos salieron a hacer declaraciones. Señores candidatos, dan vergüenza! Envían las condolencias y muestran su "dolor" sólo cuando se les recuerda que hubo una muerte! Algunos hasta saludaron con un "Muy buen día!"... qué vergüenza!

Señores, murió un miembro de la familia Riverplatense y parece que no pasó nada!

No hay comentarios. :