A quién votás en Diciembre?

jueves, 25 de abril de 2013

Al menos pidan perdón (River Plate 0 vs 1 Estudiantes de Bs. As.)

River Plate 0 vs 1 Estudiantes de Buenos Aires - Copa Argentina - Mauro Díaz
Mauro Díaz, uno de los que no rindió (Foto: Télam)
Partido aparte. Si, River Plate no sólo jugaba un partido por Copa Argentina, sino que también jugaba para empatar el historial en primera división frente a un club con el que había jugado dos veces. Ramón, como lo hizo Almeyda durante gran parte de la edición 2012, mechó un puñado de titulares en un equipo suplente.

A los pocos minutos de empezar el primer tiempo, Estudiantes de Buenos Aires ya era una sorpresa para River. Atacaba, llegaba y presionaba en toda la cancha. Sin embargo, River mostraba un ataque feroz. Mauro Díaz era muy veloz y Mora estallaba la pelota en el palo en la primera que tenía. En 14 minutos, el equipo llegaba siempre que se lo proponía y Mora había tenido dos impactos en los palos.

El problema sucedió pasado el minuto 15 del primer tiempo, después del cual River se relajó y Estudiantes de Buenos Aires, que ya venía teniendo la pelota pudo concretar a los 34'. Después, el libreto que cualquier equipo dos categorías menos que River hubiese seguido: refugiarse, luchar el partido y salir de contra.

El equipo de juveniles de River intentó por todas las vías. Era rápido, voraz pero no generaba situaciones de gol. Luna tuvo la más clara en el segundo tiempo pero también Estudiantes de Buenos Aires tuvo las suyas, algo lógico con todo River al ataque. Se diluyó el partido y los de Caseros volvieron a llevarse un triunfo, un triunfo que es una vergüenza para River. 

Al margen de lo sucedido en el verde césped, también hay que pasar revista a algunas cuestiones que sucedieron durante y después del partido. La primera fue el reclamo de Ramón a los hinchas cuando desde las tribunas bajaba el reclamo "jugadores la conch* de su madre, a ver si ponen huevos, que no juegan con nadie", algo que no le gustó nada al director técnico, quien saltó disparado del banco de suplentes enfrentando claramente a unos hinchas que fueron a una fiesta y estaban viendo un papelón

Cuando todos esperaban un pedido de disculpas por parte de Ramón, suspendió la conferencia de prensa y al pasar dijo que "la actitud de la gente no me gustó para nada" y que "los insultos a los pibes no me gustan" y que "fue decisión mía poner a este equipo, la táctica". Llama la atención que un ídolo de la talla de Ramón no sienta vergüenza por lo que hicieron sus jugadores. Son pibes, es verdad. Pero también es verdad que después del minuto 15, ese equipo fue un verdadero desastre frente a un equipo de tercer categoría. Y si dejaron todo, como dice Ramón, entonces les falta mucho porque la canción decía la verdad, no jugaron con nadie.

Ramón suele decir que él pone al que mejor está. Ayer se notó por qué muchos no juegan.

No hay comentarios. :