a quién vas a votar para presidente?

lunes, 28 de febrero de 2011

And the winner is... River Plate! (Independiente 0 vs River Plate 1)

Sebastian Srur Columnista de Politica en River PlateEspecial para Política en River - Esa frase genial de Víctor Hugo Morales en pleno relato en Radio Continental encierra todas y cada una de las vivencias de River en su paseo por la Luna de Avellaneda. El 1-0 a Independiente quedó tatuado en el ánimo de cada riverplatense. En este juego hollywoodístico, en esa ceremonia glamorosa transformada en la fiesta más deslumbrante del cine, un hombre se robó las miradas.

No era George Clooney ni Johnny Depp. Mucho menos Brad Pitt. Se trató de un espartano con su lanza hecha fuego. Un mortal con vincha, barba y ropa de futbolista. Oriundo de Tres Sargentos. Mariano Pavone deleitó con su colosal calidad en la alfombra roja, cual entrega de los Oscar: Su hambre voraz y persistente se vio saciado en la agonía del partido. Casi que se podría aplicar la trillada pero en este caso efectiva frase. No te des por vencido ni aún vencido.

La pelota era propiedad de Hilario Navarro y Pavone se la ganó con paciencia de hormiga, y provocó el único grito de la noche. Un River muy digno, con una defensa firme mas con algunos altibajos, con un Chichizola que cada día aprende más rápido la lección. El ojo de este cronista, en los movimientos precompetitivos, se detuvo en la sonrisa luminosa de Manuel Lanzini, el actor revelación. El pibe jugaba un cabeza con Ferrero y se notaba que disfrutaba. Que disfrutaba mucho. Y en esa imagen comprendí todo lo demás. Lanzini fue el mejor de River. Aparecía por izquierda, por el centro, sorprendía con su gambeta, se asoció con Lamela en muchos tramos como si ambos tuvieran treinta y pico. River contó con un Juan Manuel Díaz agudo, profundo. En su mejor versión, abandonando su perfil subterráneo. Asumiendo protagonismo en ofensiva.

El muro del doble cinco es un roble inconmovible. Acevedo y Almeyda se mueven a piacere. Y con ese libreto los hombres de JJ salieron al Libertadores de América sabiendo que hay que sumar, siempre sumar. Esa premisa respetada a rajatabla les otorgó licencias fuera de lo establecido. River fue osado, hasta se supo hereje a sus preceptos futbolísticos en varios momentos. Y eso es saludable. Cuando sabés que podés dar más lo hacés sin culpa.

En fin, arco invicto, 7 puntos de 9 posibles. Un alegrón gigante en la casa del Rojo de Avellaneda. Y a revolear el smoking hollywoodense, el protocolo y los modales. El reloj marca la hora del desahogo y la felicidad para el riverplatense. Y no está nada mal.

por Sebastián Srur
Periodista de Radio Continental.
Cubre River hace 9 años
Twitter: @sebasrur

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Era un partido que teníamos que ganar. Fue un partido que merecimos ganar y que finalmente ganamos.
Por fin Diaz volvió a ser el de estudiantes, bien la defensa, el doble cinco...Lanzini y lamela cada vez se sueltan más. Lo de pavone es admirable, gallina a muerte!
Ojo! No hay que encandilarse, sigamos así, partido a partido que no nos sobra nada.

Aguante el millo

Saludos para todos

Emilio Bartolo

Fernando Ajzenmesser dijo...

estupendo Lanzini,inspirador Lamela,emocionante lo de Almeyda genial lo de Pavone y esperanzador lo de Chichizola..Un River que ademas pelear el partido y disputar cada pelota como si fuera la ultima jugó en gran parte CON LA PELOTA!y con criterio e inteligencia!
De esta manera se van aganar mas partidos de los que se pierdan

Sebastian G dijo...

Sólido en defensa, impasable en el mediocampo, con un poco mas de certeza en la definición se puede pelear arriba.
Saludos para todos. Sebastian Grunthal

Anónimo dijo...

Muy buena nota. Los felicito!

Anónimo dijo...

Excelente nota futbolera.
Se nota que la politica se la llevó Castillo a otro lado y hace oposición en otro blog.
Bien parado el equipo, levantó muchísimo Diaz, al que creíamos perdido y desahuciado.
Acevedo Y Almeyda cada vez se complementan mejor y los pibes (L y L) están demostrando lo que todos esperaban de ellos.
Cuando un equipo es compacto y los resultados se dan los pibes crecen más rápido, se sueltan más, se atreven más o muestran su jerarquía.
Es distinto cuando ellos, a los 18 años, tiene que ponerse el equipo al hombro y sobrellevar la crisis.
Si de a poco levanta Bounanotte vamos a dar pelea.
Horoscastro

Fernando dijo...

Miren la nota en el diario Marca de España:

http://www.marca.com/2011/03/01/futbol/futbol_internacional/america/1299014689.html

Como me hubiera gustado ver ese equipo...