A quién votás en Diciembre?

miércoles, 7 de abril de 2010

River 0 vs Newell's 1: Fantasmas en el Monumental

Hoy fui a la cancha como voy siempre, pensando en ganar. ¿Quién quiere perder? Pero también sé que los jugadores que tenemos no son de categoría, de categoría A, salvo los refuerzos. Tuvimos que esforzarnos para traerlos. Pedimos prestado, juntamos monedas, rascamos la alcancía. Son la apuesta de todo el club. Si ellos fallan, seguro que estamos complicados.

Cuando empezó el partido me entusiasmé porque veía que el rival no atacaba, que mi equipo tenía la pelota pero que sufría mucho cuando la perdía. En el primer tiempo no pasamos grandes sustos. Algún que otro tiro de esquina, pero nada más. En ese tiempo, mi equipo tuvo mucho la pelota, pero no inquietó al arquero visitante. La pelota era nuestra, pero pateamos al arco dos veces en 47 minutos de juego. Un tiro de afuera y un bombazo de Ortega, ese diferente que tenemos en el equipo. Es una de las apuestas del club, porque en el nuestro mucha plata no hay como les conté antes.

Cuando salimos en el segundo tiempo nos encontramos con un gol del rival (Newell's Old Boys, hoy día un equipo en problemas con un DT cuestionado) mitad suerte, mitad ganas. Un gol típico de la B, de potrero. Y ahí volví a sentir lo que me pasa siempre. Mi equipo se desespera porque sabe que está comprometido con los puntos y con la gente. Las presiones son muchas y sólo esos dos o tres que saben con la pelota las pueden manejar. Y pasó el segundo como siempre, muy cortado, muchas interrupciones y poco fútbol. ¿Qué hizo mi equipo? Intentó, intentó pero no generó peligro. Insultamos a los delanteros, pero después nos mirábamos y comentábamos "¿qué les podemos decir si ni siquiera tienen situaciones de gol?". Mucho no se le puede pedir a uno de esos refuerzos que nos esforzamos en traer en un club que tiene un déficit mensual de u$s1.2 millones, porque el mío es un club en el fútbol subsidia al handball y al ajedrez, entre otros deportes. Lo que nunca pensamos era que el fútbol un día tendría problemas y el resto sería una carga.

Con mis amigos nos fuimos con la cabeza agachada y ellos tenían un mal humor muy grande. Muchas ganas de hablar no tenían. Pero bueno, yo soy hincha de Platense. Ellos me invitaron a ver a River. La verdad que los entiendo. Están pasando por algo que yo vivo sábado a sábado. Mi club está destruido como el de ellos y lo que se ve en la cancha es casi idéntico. Por eso el relato lo escribí como si fuese de River. Hoy sentí que miraba a mi equipo, no al River Plate que cuando estábamos en primera nos goleaba siempre.

Nota del editor: El redactor de la nota fue invitado por sus
comentarios durante el partido. Se negó en un principio
para no ofender a nadie, pero nos pareció que sus
reflexiones dispararán discusiones interesantes.

4 comentarios :

Facundo dijo...

PRIMERO, RIVER ES UN CLUB, no sólo es fútbol, por ende, TIENE como DEBER mantener los demás deportes, porque no solo el fútbol formó tal institución sino también otros alentaron y fomentaron a RIVER, el cual fue precursor y en miles de ocasiones campeón de ajedrez y handball como vos dijiste.

Segundo, si sos de Platense, andá a escribir sobre Platense.

Rodrigo dijo...

Jejeje, muy divertido el post!

El verdadero problema son el handball, el ajedrez, etc? O será que no se administra como la gente?

Saludos!

Anónimo dijo...

en junio del 2011 se jugara el clasico RIVER vs PLATENSE?

horoscastro dijo...

Yo no echaría a la gente de Platense porque si ellos no descienden este año en junio del 2011, como dijo el anónimo del 8/4 a las 10:16
(en este blog hay que referencia asi), volveremos a encontrarnos. Excelente nota pero concuerdo con Facundo River siempre fue un club integral y no solo de futbol, es nuestro orgullo y deberiamos tratar de mantenerlo