a quién vas a votar para presidente?

domingo, 17 de mayo de 2009

Así Aguilar nos dejará peleando el promedio

Si pensamos en cuál es el fondo al decir la frase "tocamos fondo" muchos dicen que todavía no llegamos a tocarlo. Otros dicen que en cualquier momento llega el "rebote". Pero vistas las circunstancias parece que el fondo está a la vista y es el promedio. 


El entorno es extremadamente adverso: tribunas desencontradas cantando una contra los jugadores, otras contra los dirigentes; jugadores que se pelean en la cancha, fuera de ella y hasta insultan a los hinchas; un DT que ya no sabe qué decir ante los micrófonos o no se anima a decir que de esto ya no hay retorno con estos jugadores; dirigentes que están más preocupados por diciembre que por el rendimiento del equipo y la estabilidad de la institución; una comisión directiva que lo único que quiere es que no haya más manifestaciones en el Hall del Monumental y prefieren la represión a la expresión democrática de sus legítimos socios (los otros están vayados); los medios juegan su juego, muestran la casa de Aguilar cercada de policías y cuentan que ya está decidido a reemplazar a Gorosito por el DT de Huracán sin contar que le deberá pagar su respectiva indemnización endeudando aún más al club. Y para rematar, en diciembre los socios determinarán el nombre de su próximo presidente, motivo por el cual el Monumental marca récords de gasto en campaña. 

Mientras tanto el equipo de visitante ganó un solo partido en el año por el torneo local perdiendo 4 y empatando 2. De local es otro cantar pero no llega a remontar lo necesario, superando en sólo 6 puntos lo logrado en el último torneo. Hay que poner esto en contexto: River está a 7 del primero, pero a 9 del último. No es momento de relajarse ni de sonreir. Todo, con excepción de los hinchas, juega en su contra. Y los jugadores no están ajenos a lo que sucede a su alrededor pero tampoco son ajenos a lo que ellos producen. 

Entre todo esto hay algo muy claro, si el club sigue así hasta diciembre Aguilar le dejará al próximo presidente una herencia pesadísima: River estará peleando el promedio. 

No hay comentarios. :