a quién vas a votar para presidente?

lunes, 19 de mayo de 2014

River Campeón 2014!

Gol de Ponzio, Festejo de Ponzio, Ponzio, Gimnasia de La Plata,
El gol de Ponzio para
ganarle a Gimnasia
Un zapatazo de Ponzio para destrabar el inicio de este camino a uno de sus rivales directos en la lucha por el título, Gimnasia. El primer sacudón en el empate contra Rosario Central con River jugando bien tan solo un rato del primer tiempo hasta el gol de Luna y esa maldita ley del ex. El segundo sacudón fuerte y serio, que significó la única derrota en casa ante un Godoy Cruz que jugó bien todo el torneo. Y el último, la caída ante Colón en el nunca mejor dicho Cementerio de los Elefantes, en el que ya parecía no sólo que quedaba lejos todo, sino también porque ya algunas cosas empezaban a tambalear, principalmente el cuerpo técnico.

Más ya no se podía caer, entonces comenzó el resurgir con la victoria y el partido inteligente ante ni más ni menos que San Lorenzo, con Ledesma con un desempeño supremo y para nunca más abandonar el puesto de volante central que jamás debería haber sido de otro (uno de los tantos aciertos que tuvo Ramón Díaz). Después una nueva merma en el rendimiento contra Tigre, con la atenuante de que fue un rival que jamás quiso ganar. El penal que no fue ante Arsenal, en una jugada muy finita (por eso, ningún reproche le cabe al árbitro que tiene que decidir en una fracción de segundo), y el gol del eterno Cavenaghi. Otra caída (River no escapa de lo irregular de nuestro fútbol) ante un All Boys que fue más, y otra vez a recalcular los movimientos. Y eso derivó en el triunfo ante Lanús, en la tarde deluxe del Keko Villalva con el sombrerito a Izquierdoz y también el golazo al ángulo del arco de Marchesín.

Gol, Funes Mori, Ramiro Funes Mori, Boca, Boca Juniors, Superclásico, River, River Plate,
El gol del campeonato
Llegó la fecha diez, y el silencio stampa en la Bombonera con el cabezazo de Funes Mori, quizás hoy el único del que el hincha de River se acuerde. La hora de la inteligencia, jugar con lo que a tu contrincante, Newell’s, más le gusta jugar, con la pelota, para sacarlo de su eje, más el oportunismo de una de las figuras del equipo, Carbonero, y llevarse los tres puntos. Llegó la polémica, y ese gol que no fue de Belgrano que produjo una nueva caída en Córdoba.

La sociedad colombiana en su esplendor, Carbonero primero y Teo después para que River gane frente a Atlético Rafaela y para que no pierda pisada en la recta final del campeonato. La mejor vuelta que podía tener Chichizola al arco del Millonario tras la lesión de Barovero, con el penal atajado a Carrillo ante Estudiantes para por lo menos llevarse un punto de La Plata. Otra vez Teo, apareciendo para aprovecharse del error de Vélez en la salida desde el arco y definir sin ningún rasgo de nervios. El partido imposible por el estado de la cancha, contra Olimpo, donde se pudo llevar aunque sea un punto con el golazo de Carbonero al ángulo de Champagne.

Después, el momento que Chichizola no se va a olvidar nunca, con el penal atajado a Saja para mantener la victoria ante Racing y para que la gente no pierda esa ilusión que se fue creando. El menos a más ante Argentinos, que llevó a un gol de flipper de Mercado y otro de Teo con definición nuevamente exquisita. Y por último, el momento de la verdad, ante Quilmes y el 5 a 0, con la aparición del indispensable Cavenaghi, el golazo (y así tenía que ser) de otro indispensable, Ledesma y la frutilla puesta por Teo.

Para ganar, hay que saber sacarle fruto a los momentos, tanto los buenos como los malos. En todo lo escrito líneas atrás están las pruebas.

¡Felicitaciones campeón!

River Plate, River, Quilmes, Campeón, River Campeón, River Plate Campeón, 2014,
Los titulares del 5 a 0



por Matías Prado
Ex Clarín Deportes

3 comentarios :

Anónimo dijo...

LA RICA HERENCIA DE PASSARELLA.
Denostado, abrumado por agresiones el ex presidente de River Daniel Alberto Passarella, y su gestión armaron este modelo que permite a los riverplatenses festejar. La política le facturó con todas las estratagemas posibles, e incentivó su traumática salida del club.

Passarella recibió en 2009, un club quebrado, un equipo para irse a la B, y no lo pudo evitar hasta por razones extra futbolísticas, y entregó un club con activos que superan su deuda, y fundamentalmente, reconstituyó todo el tejido deportivo y social, que permitió este festejo que se extendió a lo largo y a lo ancho del país, y por qué no en el mundo entero, donde haya un solo hincha de River.

Sería muy loco pensar, irracional, que Donofrio y Cía. lo hayan lograron en seis meses. Realmente lo que hicieron fue conspirar durante todo el 2012 poniendo palos en la rueda, difamando y descalificando. La única contratación que hicieron, la hicieron mal. Passarella fue el artífice fundamental de este momento. Hay lecturas que la prensa tendría la obligación de hacer, pero hay razones vinculadas a intereses económicos, que las mantienen ocultas.

River, tiene lejos, el plantel más valioso del país (tal vez el de Sudamérica), a pesar de la limitada gestión de Ramón Díaz, cuyas decisiones contribuyeron a prolongar el mal momento de River, por ejemplo, quedando eliminado hasta con Estudiantes de Caseros por la Copa Argentina. No hay ningún integrante del actual plantel, que haya sido incorporado por esta gestión. Salvo, claro está, Fernando Cavenaghi, sumado como jugador a la política oficial. El “goleador” llegó a cambio de su participación de la campaña que culminó con la elección de Donofrio, así se ganó el contrato.

Mercado y Carbonero, tienen un promedio de gol más alto que Cavenaghi. Saja hizo la misma cantidad de goles ejecutando penales, con una gran diferencia, Saja es el arquero de Racing y ganó partidos defendiendo el arco blanquiceleste. El 9 de River, fue goleador por ser el encargado de las ejecuciones de penas máximas en River. Es necesario aclararlo, porque además de la falta de efectividad y postergó a valiosos jóvenes de inferiores.

Cavenaghi, es Menseguez y el “Malevo” Ferreyra, pero entre los tres dejaron afuera a Driussi, Simeone y Andrada, de alguna manera no se utilizó tampoco a “Keko” Villalva, mientras que debieron emigrar Trezeguet y Luna, entre otros. Las apariciones de Balanta y Kraneviter, fueron productos de lesiones, como lo fue la explosión de Chichizola por la distensión de Barovero. Las divisiones inferiores de River son una mina de oro, Banfield ascendió con varios jugadores a préstamo, que dirigidos por Almeyda, (otro gran maltratado por la gente de River), desfilaron (en la acepción de pasearon) en la B.

La euforia de hoy, las manifestaciones de alegría y festejo, no pueden ser completas sino se repara en la verdad. La actual dirigencia del club abrazó una campaña sucia. River sufrió arbitrajes que lo condenaron en las primeras seis fechas del torneo anterior. Mientras que este campeón tuvo una evidente colaboración de jueces, en fallos que posibilitaron el 35º campeonato.

Las presentaciones judiciales contra Passarella, no arrojarán ningún resultado que afecte su buen nombre y honor. Corresponden a una sistemática campaña, organizada para erradicarlo definitivamente de la vida política del club, y por qué no del fútbol nacional, no debería causar una sorpresa, pero como siempre en este país nos enteraremos varios años después.

Pero en esta hora de triunfalismo, entiendo que debe rescatarse, que no hubiera sido posible alcanzar el éxito, sin un correcto desempeño de la política de formación en inferiores y armar este plantel que debió ser campeón con 45 puntos, para ello obviamente, era necesario otro equipo técnico.

Anónimo dijo...

Este plantel ya valorizado suficientemente, alcanzará ahora más valor de venta internacional, capaz de cubrir cualquier déficit existente en el club. Por eso es necesario analizar la película completa (no las fotos) es decir 2009 – 2013, de punta a punta, como se miden las gestiones. En 2009 una institución quebrada, sin ropa en los vestuarios, deudas con el personal, los créditos agotados, sin fuentes de financiación. Así fue el arranque, no debió extrañar que la reconstrucción haya pagado costos altísimos hasta en lo deportivo, incluso perder la categoría, un dolor inconmensurable.

Pero la reacción fue fulminante, haber sabido manejar la crisis a partir de los escombros merece un reconocimiento. Y ni hablemos de la importancia de haber recuperado la categoría en el primer año, fue impagable, no tuvo precio. Sino observemos lo que ocurre con Independiente, y no ha sido el único caso.

También todos recordamos los esfuerzos que hizo la gestión anterior, en contratar a Jonatan Fabbro y Teófilo Gutiérrez, eran la vida o la muerte. Esos pedidos excluyentes de jugadores, provocó una ingeniería financiera muy especial, en un momento en el cual sabemos muy bien lo que cuesta conseguir un dólar. El actual plantel le costó sangre, sudor y lágrimas a River, una economía para nada previsible en un país impredecible. River se endeudó en pesos y no en dólares, ahora los precios de sus jugadores son en moneda estadounidense. Esto significa que Lanzini, Kraneviter y Balanta, por mencionar a algunos saldan las deudas que puedan existir. River licuó sus deudas. Passarella ganó ampliamente el campeonato económico, es indiscutible.

Lo vivido ayer en el Estadio Antonio Vespucio Liberti, fue de lo peor que se ha visto en los últimos años, reventa, falsificación y sobreventa de entradas, una verdadera vergüenza, para los que pagan su cuota y su ticktet, claro muchos operadores y “periodistas” a sueldo no difundirán ni escribirán ni relatarán ni le dedicarán un libro como lo hizo el ridículo de Distasio.

¡¡¡Salud River !!! el más grande entre los más grandes, se hará más únicamente grande con la verdad.

Anónimo dijo...

Buenísimos los comentarios. Nadie nos puede hacer creer que esta comisión hizo algo por el campeonato. Ya lo echaron a Ramón como hizo su líder Aguilar en su momento.