a quién vas a votar para presidente?

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Passarella no ira por la reelección

Passarella, Passarella 2013, candidato, Caselli, D'Onofrio, Elecciones 2013, Elecciones River Plate, River, River Plate

"Ya no tengo el fuego sagrado de hace cuatro años. Y aunque sé que si me presento gano... " dijo ayer por la tarde Passarella y se terminó la novela. Siguiendo los consejos de Diego Turnes, el Presidente se hundió en su propio ego y dijo "no va más".

Después de casi cuatro años, Passarella hace el anuncio y no puede mostrar ningún resultado positivo. Durante su campaña, muy pasional por cierto, había prometido repatriar a los ex-River para el difícil momento que enfrentaba y sólo lo hizo, pelea con Grondona mediante, el descenso ya estaba consumado y con el agravante que tanto Cavenaghi como Domínguez volvieron por motus propio y los terminó echando. Anunció una importante auditoría con la consultora KPMG que mágicamente se minimizó a un "informe de facturas". Se inició juicio a algunos dirigentes de la nefasta gestión de Aguilar y estuvo tan mal preparado el caso que no se pudo sostener en la justicia.

No se puede dejar de mencionar que, en la gestión de fútbol profesional, había mostrado a Ramón Díaz como su as de espadas durante la campaña pero no lo llamó cuando todos lo pidieron y fue el propio Ramón quien, en conferencia de prensa, le recordó que "conmigo River no se iba a la B" en clara alusión a su decepción por no haber sido llamado a tiempo.

De su gestión también se recordará la imposición del canje, un método de reserva de entradas por demás polémico y antiestatutario, una herencia por demás pesada para el próximo presidente. Pesada porque existen los que dicen que el canje no es necesario pero no saben explicar por qué y otros que dicen que lo van a eliminar pero no saben explicar cómo.

El punto más negativo, luego del descenso desde luego, es el económico. En su mandato, Passarella vendió sólo siete jugadores por 35.38 millones, préstamos por menos de un millón de pesos de seis jugadores y compró 41 jugadores por U$D26.97 millones, la cuenta claramente es superavitaria. Pero no todo lo que brilla es oro porque las polémicas con porcentajes, intermediarios, la AFIP y hasta Buonanotte desmintiendo a los dirigentes quedaron marcados a fuego. Pero el hito de su gestión fue la repetida demora en el pago a los empleados del club que desembocó en manifestaciones públicas en reclamo de sus haberes, un papelón institucional imperdonable. Y la actualidad marca que septiembre ya pasaron dos meses de incumplimiento en la presentación del balance y la IGJ podría sancionar a River, otro papelón que parece esconder números más rojos que la banda del manto sagrado.

Párrafo aparte para el trato con la prensa. En estos cuatro años prácticamente no dió entrevistas, incluso teniendo a un ex periodista partidario como jefe de prensa. Se peleó públicamente con colegas e impuso a un periodista hincha confeso de chacarita como su vocero extra oficial, quien estuvo involucrado en confusos hechos de violencia con algunos de nuestros colegas. La frutilla del postre fue el desprestigio avalado por el Kaiser de un colega en medio de un superclásico.

El rumor que sobrevuela el club dice que uno de los candidatos, aseguró el apoyo del aparato oficialista a cambio de que no se investigue la gestión actual y los dirigentes desfilen por tribunales, como prometió Passarella durante su campaña. Algo incomprobable pero que saldrá a la luz siguiendo los pasos de la próxima gestión.

Las cartas están sobre la mesa. En diciembre, River Plate tendrá un nuevo presidente mientras una gloria futbolística termina su gestión como "el presidente de descenso". En el momento más caliente de la historia del club, en medio de la pelea con Grondona, Passarella dijo que "de River me sacan con los pies para adelante". Paradojas de la política, en diciembre se irá en soledad por la puerta de atrás.

3 comentarios :

XRIVERPLATE dijo...

GUSANO HIJO DE PUTA, POR FIN TE VAS LACRA APESTOSA! SOS LO PEOR QUE NOS PASO EN LA HISTORIA, FUERA FUERA FUERAAAAAAAAAAAAA!!!

Anónimo dijo...

Me hubiese gustado que se presente igual en las elecciones y salga último, con un 4% de votos como corresponde. De esa forma su ego y su soberbia quedarían sepultadas por siempre.

Zwei.

Anónimo dijo...

el peor fue aguilar lejos..... lejos....