a quién vas a votar para presidente?

viernes, 4 de octubre de 2013

Canje. Venta. Papelón.

Es ese partido al que todo el mundo quiere ir. Socios, no socios, visitantes, turistas, hinchas de otros clubes, personas que no simpatizan con la redonda. Es el superclásico. La organización del canje de entradas requiere tomar recaudos mínimos y razonables. Pero nuestra dirigencia, una vez más hizo todo mal.

El primer error dirigencial fue establecer primeramente la venta de entradas para no socios para el sector del corralito de la tribuna Centenario Alta. Seguidamente se realizaría el canje de ubicaciones para los socios.

Al comenzar el proceso de asignación sucedió lo que se esperaba. Las entradas para no socios fueron rápidamente agotadas. Pero eso no fue todo. Luego de un canje bochornoso que duró alrededor de ocho horas volvió a suceder lo esperado. Entradas agotadas.

Lo bochornoso resulta ser que existen socios del club que no han podido canjear la localidad, violándose el art. 25 inc. E del Estatuto, que otorga derecho de presenciar los partidos que dispute el equipo en el Estadio por torneos domésticos. Tal violación, se ve agravada ante la venta anticipada de localidades a no socios. Ese agravamiento, a sabiendas de la posibilidad de que el canje se agotase, es en primer término, responsabilidad de la Comisión Directiva, cuyos integrantes deben responder frente al club, socios y terceros de manera solidaria ante la violación del estatuto, de conformidad con lo establecido en el art. 76 bis.

Eso, dando por descontado que además resultaba prioritario asignar localidades a los socios adherentes -quienes, mal que les pese a los personajes que buscan asignar localidades por clientelismo y con fines electoralistas, son socios del club-, dado que se ha hecho una costumbre su ingreso habitual al estadio, sin que pareciera encontrarse reglamentada la limitación de ingreso de estos socios establecida en el art. 30 del estatuto. Esto tampoco fue respetado, ni siquiera se les avisó a los socios adherentes que serían inhabilitados.

Ahora bien, transcurridos un par de días de la penosa disposición en materia de venta de entradas, nos enteramos que el organismo de seguridad clausuró la tribuna Centenario Alta ya que se habría indicado al club que esta era habilitada solo para canje. El club aduce un “error involuntario” y para remediar la situación ofrece: (a) al socio que haya comprado, acreditar tal calidad, y entregarle otra entrada Centenario, sin devolverle un peso; (b) al no socio, devolverle el dinero o una entrada para el partido de Copa Sudamericana a disputarse con Lanús.

En lo que respecta al punto (a) cabe señalar que los directivos del club no solo han violado el estatuto, sino que se preparan para hoy viernes cometer un enriquecimiento sin causa. Eso es lo que harán cuando se queden con el dinero de un socio que adquirió una entrada para garantizarse el ingreso al estadio adquiriendo localidades quitadas por ellos mismos del canje.

En cuanto al punto (b) cabe esperar si los no socios se conforman con la devolución de dinero o la entrada para el partido contra Lanús, o van por más. De ir por más, ¿Quién debería responder? Los integrantes de la Comisión Directiva que han dispuesto la venta de entradas. Ellos son los verdades responsables de tamaño papelón. Así lo indica el Estatuto.

El día que los directivos de River hagan las cosas bien, volveremos a ver ese River que nos acostumbró a la gloria.

Diego Fernández Varela

2 comentarios :

JNFC dijo...

a mi me robaron basicamente. pago todas las cuotas al dia. y desde junio tengo pago hasta noviembre para que tengas una idea. soy adherente y la verdad que me siento muy decepcionado. no puedo creer que River me cague a mi con lo que yo quiero al club.

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Excelente posteo que describe exacta y concretamente la realidad de un canje arbitrariamente impuesto en violación del art 25 del Estatuto social.

Atrás del mismo están los eternos deplorables personajes que se arrogan la facultad de repartir entre quienes forman parte de un maldito contubernio las localidades por clientelismo, con fines electoralistas, y que a su vez de manera masiva terminan en el negociado de la reventa

Es insoslayable, como dice Diego Fernández Varela,la responsabilidad de la Comisión Directiva, cuyos integrantes deben responder frente al club, socios y terceros de manera solidaria ante la violación del estatuto, de conformidad con lo establecido en el art. 76 bis.

Nosotros agregamos la responsabilidad solidaria de los miembros de la Comisión Fiscalizadora por el flagrante incumplimiento de los deberes funcionales.

En definitiva, este superclásico ha dejado en evidencia que:

De las más de 61.000 localidades 12.000 se han destinado a los abonados, nada menos que 5.000 han sido asignadas como "entradas de favor", sólo otros 31.000 tickets a Top Show para el maldito canje y por lo tanto más de 13.000 entradas fueron la venta, o mejor dicho a la reventa, de las cuales se habrían desviado al ilegitimo mercado como mínimo 6.900 tickets.

Está muy claro que, como concluye el posteo, sólo el día que los directivos de River hagan las cosas bien, volveremos a ser ese River que nos acostumbró a la gloria.

Un abrazo riverplatense