a quién vas a votar para presidente?

lunes, 11 de marzo de 2013

River Plate 2 vs 1 Colon: Ganar, gustar, dudar

River Plate llegaba al Monumental con la intención de revertir la pobre imagen que había quedado en el partido contra San Lorenzo. Al principio de la semana mucho se especuló con los cambios que haría Ramón, quien apostó por los protagonistas que empezaron el partido en el Bajo Flores.

El inicio del partido mostró ese River que nos había acostumbrado a disfrutar Ramón. Tenencia de pelota, presión en la mitad de la cancha, rapidez en el juego y  mucha llegada. Ni bien empezó el partido, Trezeguet ya había tenido una clara y a los 11 minutos, luego de un tiro libre de Ponzio y el error de Diego Pozo, el capitán del equipo empujó la pelota para que estalle el Monumental, marcando su segundo gol en este torneo.

Después del gol de Trezeguet, el arquero de Colón logró tapar lo que iba a ser el gol de Mora, gol que llegaría en los pies de Ponzio, que en una diagonal, entró al área y le rompió el arco a Pozo para sellar el dos a cero.

Antes de terminar el primer tiempo, Barovero le tapó un gran cabezazo a Bastía y River se fue al vestuario con la tranquilidad de un resultado positivo y un trámite sin mayores contratiempos.

Sin embargo, en el segundo tiempo el equipo se desinfló. Cólon tenía más la pelota y River no generaba tanto volumen de juego. Curuchet tuvo una clara pero sería en la segunda clara donde Barovero daría un rebote aprovechado por Gigliotti que anticipó a Bottinelli a los 29'.

En los últimos 15 minutos, River no la pasó bien y dejó más dudas que certezas, si sólo se analiza el segundo tiempo. Nuevamente, Ramón cosechó tres puntos -desde el palco- importantísimos para la lucha por el campeonato porque este es uno de esos partidos que antes se empataban o hasta se perdían.

Con esta victoria no hay que olvidar que River cosecha 11 partidos sin perder, 4 victorias consecutivas y, lo que es más importante, un récord de 33 partidos invicto de Ramón como local.

Ahora llegará Newells de visitante, una verdadera prueba para las aspiraciones de River.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Sin duda alguna, equipos campeones o grandes equipos no se forman de un torneo para otro. Lo de River en materia de volumen futbolisitico viene para largo.
A lo largo de estos primeros 5 partidos hemos visto que será muy costoso para el Millo acercarse a un equipo que medianamente nos transmita algo de nuestra rica historia.
Este plantel no tiene jugadores descollantes por habilidad y desequilibrio individual: los enganches, ya sea Mauro o Lanzini juegan en cuentagotas. Mora tiene velocidad mental y picardía pero a veces le toca luchar mucho. Hay que ver que pasa con Iturbe como se va enganchando. Contra Colón apareció Vangioni, jugador que está demostrando tener condiciones para River.
Intenta con mucho esfuerzo resolver eso desde la estructura colectiva. Tiene ratos de buen futbol, en general logrados a partir de los pases de Ledesma y Ponzio, los lances de Vangioni, alguna gambeta de Mora y los pivoteos de Trezeguet.
Esta estructura funcionó un rato del primer tiempo contra Colón, sumando los errores defensivos del sabalero, le permitió irse 2-0 arriba.
Ya en el segundo nos quedamos sin nafta. Con muy poquito Colón descontó y en algunos pasajes daba la sensación que el empate estaba mas cerca que el tercero riverplatense.

El balance de comienzo de campeonato indicaría que con lo que River expuso hasta ahora le alcanza para pelear entre los de arriba (se viene un mes con tres partidos de esos que sirven para medir: Newells de visitante, Vélez y Racing) Eso en un campeonato tan parejo com el nuestro puede hacer que las últimas fechas estemos peleando el campeonato, veremos ahora como afrontamos estos partidos.

Punto positivo: River comienza a hacerse fuerte de local
Punto negativo: No ganamos ningún clásico desde que volvimos a Primera.

Propuesta: a este River no convendría jugar en un esquema 4-3-3?
Barovero
Mercado-Gonzales Pires-Bottinelli-Vangioni
Acevedo – Ponzio – Rojas
Mora-Trezeguet-Iturbe

NIcolas Salerno Ercolani