a quién vas a votar para presidente?

lunes, 29 de octubre de 2012

Defraudaron (River Plate 2 vs 2 boca JUNIORS)

El viernes les escribí un mensaje. Quizás se lo leyeron, quizás no. En él, les pedí, por nosotros los hinchas, que dejen todo y queden en la historia.

Cuando empezó el partido no lo podía creer. Le estábamos ganando a los bosteros de arranque. Fue uno de los goles más rápidos de la historia del superclásico! Los bailábamos en el primer tiempo como hacía mucho no se veía en este partido. El chanchito de Riquelme en el entretiempo hacía delirar al Monumental en una fiesta -muda para ellos- que sólo los hinchas de River Plate podemos armar.

En el segundo tiemo, jugaban al contraataque de forma inteligente. Arriesgado planteo, pero estaba saliendo bien. Las cosas salían tan bien que hasta Sánchez hizo un pase gol para coronar un Mora que es tremendo. Un jugador diferente que no se achica en ninguna cancha y con ningún rival, un requisito que debería tener todo el que se pone la banda en el pecho. Once Mora necesitamos en River!

Pero... Ustedes son así. Hacen penales que son más infantiles que Piñon Fijo y descuidan un 2 a 1 como si fuésemos 5 a 1... en un superclásico! Lo de ustedes no tiene nombre. Derrumbaron la ilusión de millones de hinchas en 15 minutos.

Cualquier equipo en cualquier clásico del planeta, en los últimos minutos lleva la pelota a una esquina rival y la cuida. Hace que le hagan falta, genera un córner y vuelve loco al rival. La paciencia de quien gana es enemiga de la ansiedad del que va en desventaja. Eso lo sabe todo el mundo, menos ustedes.

Faltaban tres minutos. Faltaba que Trezeguet, en vez de tirar una tijera para lucirse, pisase la pelota en el área -con el claro riesgo de que le hagan penal- y la haga circular para asegurar el resultado y festejar con todo el Monumental. Faltaban tres minutos David!

Cuando les escribí pedí que dejen todo. Quizás me faltó aclararles que dejen todo hasta que suene el pitazo final. Entendí que no era necesario aclararlo.

Me fui del Monumental como tantas otras veces. Pensando que ustedes juegan un partido diferente al nuestro. Quizás porque nosotros jugamos el partido con el corazón y ustedes por el dinero. Ustedes creen que con jugar bien 50, 60 o 70 minutos alcanza. Puede que eso sirva para ser transferidos a Europa pero no para ganar un superclásico. Quizás algún día lo entiendan.

Mientras tanto, a nosotros volvieron a defraudarnos.

Un hincha de River 
(Miembro del Staff de Política en River, 
sin vinculaciones con agrupaciones)

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Cada uno juega su partido, quedó claro. Con David estoy agradecido por su gesto de venir a River en ese momento, pero el quiso jugar SU partido: En vez de cuidar la pelota quizo hacer SU gol, y en el gol de Mora en vez de salir a festejarlo se quedo reclamando que le dieran la pelota. Son 2 ejemplos claros.
Tuvimos 2 desgracias, esta bien, pero eso no quita que somos un equipo VERDE, FALTO DE EXPERIENCIA.
Basta de ser tan verdes. Necesitamos gente de jerarquía, dejar de aplaudir un resultado. Este equipo, salvo en algun partido del torneo, se hubiese ido totalmente insultado en cualquier partido de la historia de River, y esa actitud nos llevó a lo que fuimos. Hoy somos conformistas y no hacemos pesar la presión de esta remera desde la tribuna, vivimos de la tribuna y asi nos va a seguir yendo si no cambiamos la mentalidad. El cambio, lo hacemos entre todos.

lasonrisademonalisa dijo...

El problema fue el tiempo de descuento, no había necesidad de buscar un tercer gol.