A quién votás en Diciembre?

miércoles, 13 de octubre de 2010

¿Es tiempo de jugar lindo?

Dilemas si los hay. Jugar bien o ganar jugando mal. En toda la historia de River Plate nunca hubo tal dilema. Al hincha de River le gusta jugar bien. Como dice la bandera que cuelga de la San Martín Alta: Ganar, Gustar, Golear. Las 3 "G" que le gustan al hincha de la banda. Pero, la primera y más fundamental siempre fue ganar. Esto históricamente no fue problema en un club que tiene 33 títulos y nunca descendió de categoría, aunque si hemos sufrido.

Cappa no deja de repetir en cuanta conferencia de prensa que se presente, con cualquier resultado en su haber, que el equipo juega bien y le gusta. Que crea muchas situaciones de gol y trata bien la pelota. Pero, ¿Basta con esto? Passarella contrató a Cappa para ganar. Después para gustar y golear. River hoy necesita puntos. Resultadismo puro. Si. 100%.

Varios hinchas de otros clubes solían repetir que Cappa es un "Vende-Humo". El lunes en el Estadio Monumental fueron varios los que empezaron a criticarlo abiertamente.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

es que nisiquiera juega bien ,lo ve el solo , con ribales como gimnasia y quilmes les creo 4 o 5 situaciones de gol y antes river les hacia 4 o 5 goles

horoscastro dijo...

El dilema es definir que es jugar lindo.
Si jugar lindo es pasarse la pelota horizontalmente sin cambio de ritmo mas que lindo es aburrido.
En la historia de River los grandes equipos tuvieron equilibrio. Convivieron Pipo Rossi con Walter Gómez, el Indio Solario con Ermindo Onega, Perfumo y Passarella con JJ y Alonso, Ruggeri y el Tano Gutierrez con Francescoli y asi podemos enumerar varios ejemplos.
Yo creo que el planteo no es jugar lindo o ganar. Hoy a que GANAR.
Y jugando lindo o bien es más fácil ganar, pero si no tenés los jugadores para deslumbrar hay que GANAR igual.
Y se puede ser un equipo respetable jugando de contragolpe, aprovechando las pelotas paradas, presionar en toda la cancha, recuperar la pelota y atacar con velocidad.
Si jugás mal y ganás podés corregir errores y mejorar. Perdiendo seguido o no ganando los partidos ganables comienzan las dudas, los cambios de jugadores, el mal humor de la tribuna que se translada al campo de juego y termina en lo de siempre: se va el técnico.
Mi respuesta a la pregunta del blog es: debemos ganar de cualquier modo.